Me pregunto
Cuántas voces en la cabeza tenemos en común
Esas voces que nos buscan limitar
Pueden tomar la voz de personas afuera en el mundo
Lo curioso de observar es que somos nosotros mismos
En ansiedad
Pensando en el futuro
Y tal vez muy optimistamente
Pensando que lo que haremos le va a llegar a esa persona
O ese grupo de personas
A quienes realmente no les interesaba lo que hacíamos
Y al llegarles eso que estamos haciendo
Comentarán
No hacia nosotros, sí entre ellos
Eso que pensamos que comentarán
Y que por alguna razón lo escucharemos

“A eso le falta claridad”,
“Eso es filosóficamente incorrecto”,
“Solo quiere llamar la atención”,
“No sabe de lo que está hablando”,
“A nadie le va a interesar”,
“Su capricho es romper las reglas”,
“Le falta el aura artística”,
“Es demasiado literal”,
“Es demasiado abstracto”,
“Es demasiado coloquial”,
“Nadie lo va a entender”,
“Le falta exploración”,
“Tiene poco sentido estético”,
“No sigue los estándares mínimos”,
“Eso no requirió razonamiento”,
“Se está desperdiciando”,
“Solo se quiere lucir”,
“Tiene el ego muy elevado”,
“Eso está muy depresivo”,
“Hay que mostrarse seguros”,
“Qué clase de tontería es la autocompasión”,
“Se encuentra en un punto neutro”,
“No le queda lo de revolucionario”,
“Eso ya se hizo”,
“Está reinventando la rueda”,
“Cuál es el punto de todo esto”,
“Solo se está autoengañando”

O tal vez son personas que sí les interesa lo que hacemos
Pero de todas formas sus voces suenas antes de que terminemos
Puede ser que ni hayamos dado el paso inicial
Y ya nos estemos deteniendo
¿Es una forma conveniente de detenerse?
¿Es una forma conveniente de no empezar?
Asignando culpas a personas externas
Pensando que les hacemos un favor al no experimentar
Al no caernos
Al no cometer los errores –
Que tal vez no sean errores, infiero

Propongo renunciar a dicha conveniencia
Lanzarse a experimentar
Entendiendo nuestras limitaciones como seres finitos
Como organismos que necesitan procesar
Absorber ideas, reciclarlas
Realizando descubrimientos
Poco a poco
Pero avanzando
Y de forma más importante
Avanzando hacia donde uno desea
Al ponerse en auto-enfrentamiento
Oponerse al ir en automático
Decidir el sentido propio
Abrazarlo
Para qué echarle la peste a nuestros cultivos
Antes de siquiera sembrarlos
Entendernos, ser pacientes
Saber que donde mejor estaremos
Es en donde nuestra pasión se encuentre

Agudicemos la escucha pero no hacia esas voces
En primer lugar hay que encontrar
La auténticamente propia.
(?)