Semana 40 – Mayo 29 a Junio 04 2017

Este proyecto es posible gracias al apoyo de la NYU Tisch School of the Arts, del CONACYT – Fundación INBA, y de nuestros mecenas. Si quieres apoyarnos, te invitamos a hacerlo a través de Patreon en la siguiente dirección:www.patreon.com/Escenaconsejo Elige la cantidad con la que desees contribuir mensualmente, empezando desde 1 USD, y recibirás automáticamente nuestras noticias y el cargo a tu tarjeta de crédito.


Haz click aquí para ver el texto de Mel, y aquí para ver el texto de Sejo.


Resistencia

Mel

 

El -controversial- pelo de Sejo como acto de resistencia

Probablemente (en un futuro) mi pelo como acto de resistencia

No maquillarme como acto de resistencia

Reciclar como acto de resistencia

Moverse en bicicleta como acto de resistencia

Esperar al semáforo en verde, aunque nada ni nadie venga, como acto de resistencia (y de mucha paciencia)

El camino del minimalismo como acto de resistencia

Usar lo open source como acto de resistencia

Cocinar todas nuestras comidas como acto de resistencia

Limitar el uso de las redes sociales como acto de resistencia

Reutilizar celulares ‘viejos’ como acto de resistencia

Ser diferente a mi familia, ahora me doy cuenta que también, es un acto de resistencia

 

*fotos 3 y 4 de Sejo

 

¿Y en dónde es esto posible? … En Nueva York ¡dónde más!

 

p.d. Sobre la foto 1; como dijo Sejo: ¡¿Por qué tenía que ser rubia la bailarina?! (signos de admiración agregados por mi juju)

 


Compartir (¿cómo acto de resistencia?)

Sejo

 

De pronto ya es jueves*. Como hemos dicho, “el tiempo vuela”, y de pronto nos encontramos a más de la mitad de la semana sin haber reportado la anterior.

 

Me emociona haber iniciado este experimento / proceso / reto de los “100 days of Live Streaming”. Había estado pensado por un tiempo cómo o con qué abordar el proceso del “Everyday” – el año pasado hice más de 100 sketches de programación creativa, y últimamente no me motivaba mucho hacer algo similar (programando). No quería iniciar algo que implicara “producir por producir”. Hice los Poemas de Abril y en mayo completé 9 acrósticos poéticos y acumulativos. Se complicó mucho la cosa y seguí reflexionando sobre qué hacer que fuera significativo / que valiera la pena la inversión del tiempo y energía de acuerdo a mis metas. Eventualmente pensé que algo que me parecía “muy loco”, ilógico, aterrador, era el hecho de transmitir en vivo desde Facebook. Conectándolo con la necesidad de compartir más debido a las oportunidades y privilegios que tenemos al estar aquí, me pareció una buena idea para iniciar – sin pensarla mucho, sin planearla mucho, para no detenerme y no realizarla. Sin tema establecido – ya el simple hecho de ir en vivo me parece/parecía suficientemente poderoso. Si acaso, me pareció interesante tener una meta de 10 minutos “al aire”, para tener la posibilidad de desarrollar en cierta medida el tema, y también para obligarme a enfrentar el miedo durante más tiempo. En estos primeros días me he sentido muy bien, contento de ir poco a poco sintiendo más confianza de utilizar el medio y compartir. Por último, otra cuestión que me parece interesante de este proceso es que me cuesta imaginar qué sucederá después, ya llegando al final. Eso es emocionante…

 

*A partir de aquí ya es viernes, jeje (?)

 

El ITP Camp inició la semana pasada, y hasta el momento además de disfrutar mucho los días en los que he estado presente, me ha dado más  material para pensar en este asunto de las “comunidades creativas”. En general la gente que asiste son personas que ya tienen algún trabajo pero les interesa tener una inmersión en nuevas/otras disciplinas, relacionadas en su mayoría con tecnologías digitales y su aplicación en el arte, diseño, ciencia, vida diaria, etc. Escuché cómo un “camper” decía que viene al camp como para entrar a un ambiente refrescante, en el que todo mundo da por hecho que “esta onda está cool” – lo comparó con su ambiente de trabajo o contexto habitual, en el que la gente se muestra indiferente ante la posibilidad de innovar/inventar/descubrir/explorar. A mí me parece abrumadora la cantidad de talleres y sesiones que hay, y al ser la mayoría de ellas sesiones únicas, también cuestionaría su efectividad pedagógica. Pero lo que es un hecho es que los participantes realmente se ven involucrados y emocionados por sacar lo más posible. Cabe decir que, al igual que en ITP, la proporción de hombres y mujeres es prácticamente 50:50 (con eso de que estaba usando pronombres en masculino, y con eso de que en general la sociedad está sesgada a asumir a hombres en el ámbito de la tecnología…). Es increíble sentir tanta energía positiva, tantas ganas de crear – aunque sean conscientes de sus propias limitantes, y aunque a la vez tengan trayectorias admirables en otros sentidos.

 

Me pregunto cómo podría tomar forma un ejercicio similar en México u otros lugares. Con esto y otras cuestiones que han salido en la conversación – como la necesidad de luchar por la libertad en nuestras herramientas digitales – me pregunto también qué tanto quiero “ser creador” (únicamente) y hasta qué punto no será mi rol ayudar a compartir y diseminar todo esto. “Es sabido” que como guía / instructor / facilitador me gusta compartir, soy paciente, y me encanta ayudar a otras personas a lograr sus proyectos. Lulú en algún momento mencionó que yo podría ser como Chas (maestro de música en la ENDCC) pero con “la tecnología”. Es una interesante exploración cómo encontrar un balance entre la obra propia y la de la comunidad; al final no sirve de nada la propia si no hay nadie acompañando, pero también qué tanto no se vuelve autorreferencial el aprender para enseñar para que otros aprendan para que también enseñen, todo sin un “output” significativo.

Y además todo esto se entrelaza con el cuestionamiento de qué tanto queremos/necesitamos a la tecnología como tal, y de qué tanto queremos producir (y consumir) más en un mundo con tanta desigualdad y con los recursos tan limitados / acaparados (y/o qué tanto queremos/necesitamos producir obras “espectaculares” / “impresionantes” (para hacer virales en Facebook (?)). Pero bueno, de inicio me parece relevante disminuir la brecha – y que si al final decidimos no usar la tecnología, sea por ya haberla probado y no por nunca tener acceso a ella.


Este proyecto es posible gracias al apoyo de la NYU Tisch School of the Arts, del CONACYT – Fundación INBA, y de nuestros mecenas. Si quieres apoyarnos, te invitamos a hacerlo a través de Patreon en la siguiente dirección:www.patreon.com/Escenaconsejo Elige la cantidad con la que desees contribuir mensualmente, empezando desde 1 USD, y recibirás automáticamente nuestras noticias y el cargo a tu tarjeta de crédito.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

3 Comentarios

  1. Mel P

    +Ser vegetarianos como acto de resistencia

  2. JMVB

    No regresar a México como acto de resistencia ;)

Deja un comentario