Haz click aquí para ver el texto de Mel, y aquí para ver el texto de Sejo.


¿Liberación?
Sejo

Estos días, además de estar realizando las visitas cuyas fotos se pueden ver en el blog de NYC (subcategoría Verano 2017), hemos coninuado con el proceso de informarnos sobre las dinámicas detrás del uso cotidiano (al menos de parte de nuestros círculos) del Internet. Tal vez ya lo he comentado mucho en los streams (¿tal vez nunca será suficiente?), pero de inicio todo se basa en abrir los ojos y en ver cómo nuestras necesidades sociales son explotadas con fines capitalistas. Supongo que habrá que documentar más a detalle qué es lo que vamos haciendo y cómo. Supongo que parte de nuestro rol como artistas (¿antes no necesariamente lo veía así?) es separarse del camino (¿del tren?) y avisar antes de que se estrelle (?).

En otras noticias, (se vuelve curioso decir cosas que ya dije en los streams – pero bueno, me interesa dejar documentación escrita) ya terminé Gödel, Escher y Bach de Hofstadter. Estoy muy motivado y contento por lo grandioso de la obra (?), y ahora quiero leer I Am a Strange Loop, que publicó en 2007 (casi 30 años después de GEB) para seguir con el cuestionamiento de qué es la mente… Rescato que casi al final, H dice que le han preguntado (al menos en ese entonces) que si “esto de la autorreferencia” es algo serio, porque parecería de inicio solo curioso/chistoso (creo que en algún momento planteé un cuestionamiento similar – cómo conciliar mis intereses de ese tipo con la creación y con la justicia social) – el caso es que responde que sí lo es, porque piensa que es la base para que logremos entender cómo es que la conciencia surge. Esto entonces nos daría herramientas científicas y filosóficas para entendernos (¿y entonces entender qué hacemos aquí y cuál es el propósito de todo? No lo sé…)

Me agrada que estemos creciendo como pareja y como personas. Interesante cómo es que estamos descubriendo y explorando muchas cosas por el hecho de estar acá, alejados/separados de nuestras raices, pero juntos entre los dos. Ese último factor me parece clave, porque probablemente es lo que ha permitido que estemos cuestionando de tal manera nuestros “cimientos” (tal vez estando alejados/separados pero solos, como mecanismo de autodefensa uno “se mantiene igual” en cierta medida). No lo sé. Lo que sí es que tenemos nuestro apoyo, vamos aprendiendo mucho de lo que la otra persona está leyendo o está interesada, y podemos dialogar y crecer todavía más.

En toda esta “transformación digital”, algo que me parece interesante es pensar en “relaciones humanas más significativas”. Tal vez en línea se vuelve fácil compartir sabiendo que cómodamente el contenido le llegará a alguien (o tal vez no, con cómo funciona la News Feed de Facebook, por ejemplo), y también se vuelve fácil consumir las actualizaciones de las demás. Estos días he estado explorando mejor el regresar a conversaciones privadas, en las que el desarrollo de ideas se da de otra manera. Y tal vez en lugar de recurrir a los lugares de redes sociales comerciales para “distraerse”, lo podamos hacer de otra forma. También pienso en el asunto de la retroalimentación, y de cómo está limitado el rango de “reacciones” en plataformas como Facebook, Instagram o Twitter, y no se prestan para una “crítica constructiva”. Tal vez es más fácil compartir ahi sabiendo que solo pueden venir de regreso comentarios positivos digeridos en forma de “like”. Y tal vez pedir personalmente retroalimentación, lecturas, comentarios, pueda ser más dificil, pero nos den más para crecer.


Still confused

Mel

“Confused + not confused = still confused” 
(Lennon, Julio 2017)

 

 

¿Y en dónde es esto posible? … En Nueva York ¡dónde más!