Haz click aquí para ver el texto de Mel, y aquí para ver el texto de Sejo.


Retomemos
Mel

¿Qué es expresar?
¿Qué es libertad?
¿Qué es la libertad de expresión?
¿Qué es la tolerancia?
¿Qué es tolerar?

¿Cuál es el límite de la libertad de expresión?
¿Lo debería tener?

¿Cuál es el límite de la tolerancia?

¿Se debe sobreponer alguno al otro?

Ya sé…es como regresar a clase de ética. O como era en el Tec: Ética, valores y sociedad, o algo así.
Me siento en una prepa de nuevo, con varios de los cuestionamientos que estoy teniendo, posturas que estoy tomando y temas que me están interesando.
Pero una prepa “mejor aprovechada” (?).
Más consciente, aunque no estoy segura si esa palabra es la correcta para definir ese estado mental y emocional que siento diferente. Madurez, tal vez, pero tampoco me cuadra del todo.
Cuando estamos en la prepa somos un@s chamac@s queriendo vivir todo lo que no quieren que vivamos, obvio un@s con mucha más reserva que otr@s -por ahí ando yo-.
Pero ¿Y ahora?

 

¿A quién le importaba la clase de valores? …
A mí. Por supuesto. Jajaja (no es risa irónica, solo me da risa pensar que ese por supuesto lo pueden pensar quienes leen “si me conocen/conocieron”)

 

Y por mucho que son valiosas las lecciones en la clase y sobretodo recuerdo la noción de que la mayoría de las cosas están en algún tono de gris y no son blancas o negras, no logro recordar qué tan enfocadas estaban a un día día, aparentemente más sencillo, simplemente pensando en el lenguaje que se usaba… los estereotipos, las generalizaciones, el clasismo, el racismo, el sexismo, los medios, etc (?)

 

No entiendo porqué llego aquí a expresar esto o si es relevante para lo mismo, pero si que la prepa bicultural del tec no fue para mí. Pasaba más tiempo luchando por no convertirme en una persona que no quería (pero el círculo presionaba) y en sacar buenas calificaciones.
No enfocada en lo que realmente es importante:
__________________________.

 

 

¿Y en dónde es esto posible? … En Nueva York ¡dónde más!

 


¿Trabajos, sueños?
Sejo

 

Se vuelve curioso estar ya tan cerca del 52, de la vuelta completa. En parte señalada por el pelo, pero también por todo lo que somos, en lo que hemos ido convirtiéndonos, en las ideas. Valdrá la pena releerse. Pero eso es adelantarse.
Ha sido genial, difícil pero genial ese forzarse a escribir las mil palabras al día. Ha sido genial estar compartiendo los videotutoriales. Sé que con el tiempo le llegarán a quien le tengan que llegar.

Siempre puede ser curioso preguntarse “¿cuántas horas creo que podría hablar sin parar?” Yo especulo que la cantidad de horas real es mucho mayor a la esperada. Seguro pasa que hablas y hablas de cierto tema, y en tu mente apenas estás en la superficie… y el tiempo, por practicidad, no da para más. Pero está ese potencial.

De alguna forma los videos tienen que ver con eso. Haciendo la cuenta rápida, hasta el momento con 17 videos de Pixeles: Uno a uno, van más de 9 horas. Y sé que hay mucho más que exprimir, mucho más que compartir (¿cuántas de las horas ya vividas?). Me gusta además pasar por el esfuerzo de digestión relativa para poder comunicar, realmente compartir para que alguien más lo pueda tomar después.

 

Nuestros planes juntos crecen, al encontrarnos cada vez más, como pareja y como individuos, nos conectamos más. Un ser que crece en conjunto. Estamos con la mejor pareja para disfrutar y enfrentar el mundo.

Hace un año estábamos a unos dias de irnos, ahora estamos a unos días de cumplir un año de habernos ido. Dónde estamos, dónde seguimos.
Me gusta el panorama que se ve en el futuro…