Haz click aquí para ver el texto de Mel, y aquí para ver el texto de Sejo.


Conversación
Sejo

Después de salir de las redes sociales, ya varios meses afuera, ha sido curioso observar la naturaleza de las interacciones en línea y en la “vida real”.
Hemos y he tratado de conectar con personas por mensajería instantánea. A veces podemos platicar un poco, pero generalmente hay muchos silencios.
Hace poco escuchaba sobre el cómo la alienación y desconexión también llega a las conversaciones de este tipo, ya no hay “accountability” y no hay remordimiento de dejar a alguien sin respuesta, de pensar en contestar luego y nunca hacerlo.
Noto que yo también lo hago y he hecho, y entonces se vuelve complicado salir de ahí. Aunque se haga el esfuerzo de platicar con alguien, es lo más frecuente que la conversación acabará pronto y no se continuará. En ambos lados de la conversación. Tal vez también es una llamada (y ha sido interesante seguirla) de conectar más en persona, en la comunidad que tengo acceso de ITP. Recuerdo que hace un año me abrumaba tanta gente y tanta aparente extroversión, y me preguntaba cómo era que yo iba a poder salir del caparazón o incluso ser conocido (?). Ahora me da gusto tener personas en donde el aprecio es mutuo, y donde compartimos o no compartimos visiones y está bien.

Parte de lo que plantea Monbiot en Out of the Wreckage es la necesidad de reconectar con nuestras comunidades para generar (o regenerar) el sentido de pertenencia. Es curioso leer eso y querer regenerarlo con las personas que conocemos en México.
Sigo sintiendo como incógnito el cómo trabajar en conjunto y a distancia, si todes estamos aparentemente muy concentrades en nuestros proyectos.

Gran parte de los problemas del mundo se deben a la ideología de individualismo y competencia, y últimamente me interesa el renunciar a los deseos de éxito propios para más bien entregarme a compartir.
Y no es que vea que todo está mal o que tengo una mala actitud; más bien noto que mi vida está demasiado bien comparada con la mayoría de la población mundial, y ya no puedo hacer como si eso no fuera un problema. Veo necesario conocer y reconocer los problemas estructurales y sistémicos, cuya resolución va más allá de las acciones individuales, para entonces trabajar en conjunto para resolverlos. Y es que es impresionante cuántas cosas hay mal, cuántos abusos existen, cuánto podríamos hacer para ayudar a las demás personas, y cómo es que en general preferimos no verlo o dedicar nuestro tiempo y energía (y dinero) a cosas menores o frivolidades; o peor aún, a contribuir al perpetuamiento de dichos sistemas.

De inicio es importante dialogar, conversar sobre todos estos asuntos para tenerlos presentes. Por ejemplo la crisis climática. A veces parece difícil hacerlo sin estar en esos espacios virtuales; tal vez entonces hay que hacerlo en los espacios físicos. Y salir de la noción de que nada está tan mal, de que todo se puede resolver solo, de que solo es necesario echarle un poco más de ganas a nuestro trabajo individual… Necesitamos recordar y reconocer nuestra naturaleza humana de ayuda mutua y colaboración, y sacarle provecho para que entonces sí eventualmente todos podamos vivir de manera justa, y para que como tal podamos sobrevivir en este planeta.


 

Cambio de temperatura
Mel

Se empieza a notar el cambio de temperatura. Casi me enfermó, Sejo también, ambos luchando con el ajo maravilloso y hasta un día tomando medicina para evitar la gripa y/o tos. Semana de Lennon, pero fue un desastre porque se enfermó, hubieron cancelaciones de ultimo minuto y solo lo llevé una vez y recogí otra. Tuvo calentura varios días y cuando estuve con él si que el nivel de su energía era casi nula. Y al parecer la libramos, porque nadie de la casa se enfermó.

Ya empecé a sacar la ropa de invierno, pero de repente a medio día resulta ser innecesaria. En la bici, el viento se siente frío, pero tal vez ya mejoró nuestro aguante porque solo con bufanda ha sido suficiente. Veremos qué tal paso este invierno… por lo pronto al parecer será de 7 meses, y no de 8 jeje. Un avance ;p

Otro cambio de temperatura aunque metafórico, se está dando en nuestras posturas con lo que hay y sucede en el mundo, como podrán darse cuenta. Se empiezan a reflejar en los caminos que queremos tomar y en nuestros proyectos. Recuerdo todavía cuando propuse incluir “social” a la misión de Escenaconsejo y no pasó (ahorita ni tenemos pública la misión… wip). Ahora no se imagina nada “for art’s sake”, cuando pienso que mucho de lo que hicimos antes de venir fue un poco así, sin declararse. Lo comento porque no habíamos dicho que durante octubre fuimos a dos funciones de danza en el BAM. Coincidió que ambas coreografías tienen tintes políticos y fueron de coreógrafos afroamericanos; además de uso de proyecciones y de la voz. Una mejor que la otra en cuanto a la abstracción de los temas y de la fluidez dancística (?). No ahondaré en su crítica ni descripción, pero fue interesante que fueron las que nos interesaron ir a ver, a diferencia del año pasado. Seguro así seguiremos y será curioso como empezaremos a ser influenciados por sus formas de exponer los temas tan urgentes de nuestro mundo.
Pero ¿la danza es el medio artístio idóneo para hacerlo? En un grupo se nos preguntó que dijeramos una obra de las bellas artes que nos pareciera la más relevante y representativa de la humanidad. Nadie contestó alguna obra de danza. Ni Sejo ni yo… ¿Por qué? ¿Qué se necesita hacer en la danza para trascender y ser una respuesta a ese tipo de preguntas? ¡Qué difícil es coreografear! exclamamos… también pensamos: ¿será su efimeridad? ¿será su teatralidad? ¿su abstracción? ¿su…? Es una pregunta que seguirá en mi mente…

 

¿Y en dónde es esto posible? … En Nueva York ¡dónde más!